Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecer nuestros servicios y recoger datos estadísticos. Continuar navegando implica su aceptación. Más información Aceptar
  • Gimnasio CORNER 4 en Sant Cugat

Gimnasio CORNER 4 en Sant Cugat

Gimnasio de 1560 m² en ESADE CREÁPOLIS, Sant Cugat del Vallès.

El local era un espacio prácticamente vacío en el que destacaba el hormigón estructural de pilares, forjados, escaleras y ascensores. La fachada en ángulo recto se orientaba a sureste y suroeste, dejando la Sierra de Collserola a un lado y el eje peatonal del complejo al otro.

La propiedad necesitaba un proyecto moderno, juvenil y elegante destinado a un perfil de usuario activo y emprendedor, formado principalmente por alumnos del complejo ESADE CREAPOLIS. El gimnasio debía constar de una recepción, dos salas de actividades dirigidas con posibilidad de una tercera, dos salas de ejercicio libre y máquinas de fitness, vestuarios, una área administrativa y de almacenaje y, finalmente, una sala de reuniones.

La reforma se inspiró en dos principios fundamentales: la transparencia y la amplitud. Por un lado, la fachada totalmente vidriada garantizaba la extensión visual del espacio hacia el exterior. Por el otro lado, la recepción y las salas de fitness y actividades dirigidas se concibieron como un espacio diáfano compartimentado con vidrio, elementos decorativos y mobiliario. Cada elemento de este espacio buscaba reproducir la sensación de practicar deporte al aire libre para asegurar el confort y bienestar de los usuarios del gimnasio.

A nivel estético, se potenció el carácter industrial del hormigón visto, dejando descubiertos los conductos de suministros y climatización. Para compensar la dureza del hormigón se seleccionaron elementos de iluminación transgresores que aportasen color, ritmo y dinamismo.

El área administrativa y de almacenaje se dispuso junto a escaleras y ascensores para que funcionasen, en conjunto, como elemento delimitador entre las salas de ejercicio y la zona privada de vestuarios. Todo el gimnasio se ideó además para garantizar la máxima accesibilidad para personas de movilidad reducida.

Finalmente, en la parte más interna del local, se situaron vestidores y saunas, buscando el respeto de la privacidad y favoreciendo la relajación después de entrenar. Esta área más privada se trató desde la calidez de materiales como la madera, con acabados claros y luces indirectas adecuadas para el confort después de la actividad física.

En conclusión, se consiguió un gimnasio de carácter industrial, dinámico y elegante. El proyecto se diseñó para crear una transición progresiva desde la amplitud y visibilidad de las salas de ejercicios abiertas y transparentes, hasta la privacidad y recogimiento de las zonas de vestuarios, garantizando un uso funcional y cómodo de las instalaciones.

*Colaboración profesional en este proyecto de Ferruz Decoradors, bajo la dirección de Joan Daudé.