Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecer nuestros servicios y recoger datos estadísticos. Continuar navegando implica su aceptación. Más información Aceptar

Los sistemas de climatización (Aire acondicionado o sistema Aire-Aire)

30-04-2019
Los sistemas de climatización son dispositivos mecánicos que son capaces de modificar la temperatura, la humedad, y la circulación y pureza del aire para establecer un confort térmico y una buena salubridad del aire. El sistema Aire-Aire es el sistema al que llamamos aire acondicionado. Consiste de 4 elementos principales (compresor, condensador, evaporador y válvula de expansión) conectados entre sí a través de tuberías.

Introdujimos los sistemas de climatización (aquí) de manera general en el último post. En el blog de hoy profundizaremos más y veremos las soluciones existentes.

Recordemos que el equipo de climatización es un dispositivo mecánico que modifica la temperatura, la humedad, circulación y pureza del aire para poder crear condiciones de confort térmico y una buena calidad de aire.

Se pueden distinguir diferentes tipos de climatización ambiental dependiendo del tipo de distribución que usen:

  • Los sistemas aire-aire (todo aire)

  • Los sistemas Aire – Agua

  • Los sistemas Agua – Agua (todo agua)

  • Los sistemas Agua – Aire

La climatización Aire – Aire (todo aire)

El sistema Aire-Aire es el sistema al que llamamos aire acondicionado. Es común que la gente relacione el aire acondicionado con el suministro de aire frío, pero la verdad es que expulsa el calor del edificio al exterior. Es la maquina frigorífica la encargada de transferir la energía térmica de un espacio a otro. Esta máquina es un tipo de bomba de calor que funciona mediante un ciclo de refrigeración por compresión de vapor.

Como ya hemos dicho anteriormente, el sistema consiste de 4 elementos principales conectados a través de tuberías. Los elementos son: el compresor, el condensador, el evaporador y la válvula de expansión.

Al principio, el refrigerante en estado líquido se acumula en el condensador. El refrigerante es un fluido capaz de absorber el calor a baja presión y temperatura.

Cuando se necesita refrigerar, el ciclo empieza y el líquido refrigerante (a baja temperatura y presión) pasa al evaporador, donde absorbe el calor subiendo así su temperatura hasta alcanzar su punto de ebullición a esa determinada presión cambiando de estado líquido a gas.

Es importante remarcar que la vaporización (o ebullición), distinta a la evaporación, se produce de de forma gradual mediante un proceso en el cual solamente algunas de sus moléculas obtienen la energía suficiente para poder cambiar de su estado líquido a uno gaseoso, mientras que en el caso de la evaporación, son todas sus moléculas las que obtienen la energía necesaria para poder llegar cambiar de estado.

Después, este gas a baja presión y calentado ligeramente por encima de su temperatura de ebullición entrará en el compresor. El compresor comprimirá, calentará y transferirá el gas a todo el sistema. Entonces, el gas a alta presión y temperatura, pasará al condensador, donde se enfriará y se condensará convirtiéndose en un líquido refrigerante a alta presión. El enfriamiento y la condensación se producen gracias a un ventilador que intensifica el movimiento del aire, lo que favorece que se libere el calor del liquido refrigerante.

En la siguiente y última etapa del proceso, el refrigerante a alta presión entrará en la válvula de expansión dónde perderá presión y temperatura para que el refrigerante vuelva al compresor a baja temperatura y presión y, de este modo, empezar el ciclo de nuevo.

Existen también equipos de volumen de refrigeración variable (VRF) que pueden trabajar de dos maneras: calor o frío y, también, pueden recuperar el calor.

Los sistemas de aire acondicionado aire-aire los podemos encontrar en los edificios residenciales, y comerciales.

Dentro de los equipos de climatización aire-aire existen los siguientes tipos:

  • Los sistemas a caudal de aire constante. Este tipo de solución aporta a todos los locales el aire con el mismo caudal. Pudiendo regular solamente la temperatura y el tiempo de funcionamiento.

  • Los sistemas a caudal de aire variable. Este tipo de permite regular el caudal en sus diferentes espacios/locales. El caudal es la cantidad de aire suministrada por unidad de tiempo.

En el próximo post hablaremos de los sistemas Aire – Agua. Hasta pronto!

Fuentes:

https://ovacen.com/tipos-sistemas-de-climatizacion-ejemplos/
https://www.youtube.com/watch?v=iOBWj2jNWK8

Fuentes fotos:

  1. https://www.freepik.com/free-photo/air-condition_1179562.htm
  2. https://www.solucionesintegralesendesa.com/blog/equipamiento-hogar/como-mantener-tu-aire-acondicionado-en-buen-estado/
  3. https://www.nachi.org/gallery/?level=picture&id=1581



Otras noticias

  • Sistemas activos en arquitectura
    09 Abr

    Sistemas activos en arquitectura

    Los sistemas activos son sistemas que necesita energía para su funcionamiento. Un sistema activo de climatización consistiría en un dispositivo o conjunto de dispositivos mecánicos que se instalan en un edificio para proporcionar control ambiental en los espacios interiores. Su objetivo es proporcionar confort térmico y buena calidad de aire interior. Las estrategias básicas de climatización son: la ventilación, la calefacción, la refrigeración y el aire acondicionado.
  • Arquitectura bioclimática: conceptos y herramientas.
    12 Mar

    Arquitectura bioclimática: conceptos y herramientas.

    El diseño bioclimático tiene como propósito crear una arquitectura de gran confort y que demande poco de los sistemas de acondicionamiento mecánico. La estrategia es trabajar con las fuerzas de la naturaleza y utilizar los recursos naturales a nuestro favor para crear las condiciones adecuadas. Antes de empezar el diseño, se realiza una evaluación bioclimática basada en el análisis de las condiciones climáticas locales, del entorno y de los requisitos del usuario. Esta investigación requiere entrar en diferentes campos científicos como son, por ejemplo, la climatología, la biología, la física o la arquitectura.

  • La arquitectura y la adaptación climática al entorno: los edificios bioclimáticos
    22 Feb

    La arquitectura y la adaptación climática al entorno: los edificios bioclimáticos

    Gracias a la arquitectura y el control del entorno la humanidad se ha adaptado a todos los climas, incluso a los más duros. Los edificios cuya forma se ha desarrollado como respuesta a los factores climáticos locales y que aprovechan los recursos naturales como el sol, el viento, el agua, la vegetación y los materiales naturales para crear las condiciones de confort son denominados bioclimáticos. Un claro ejemplo es siempre la arquitectura vernácula.