Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecer nuestros servicios y recoger datos estadísticos. Continuar navegando implica su aceptación. Más información Aceptar

¿Cuánto puede costar una reforma de vivienda?

27-10-2017
Cuando queremos reformar una vivienda lo primero, como es natural, es plantearnos qué tipo de reforma queremos o necesitamos. Pero, ¿cuánto puede costar todo esto? Hace unas semanas hablábamos sobre presupuestos, en general, en este post, hoy veremos el caso de una reforma en Barcelona.
Cuando queremos reformar una vivienda lo primero, como es natural, es plantearnos qué tipo de reforma queremos o necesitamos. Así, hay numerosas decisiones que debemos tomar al respecto, desde la distribución hasta los acabados, pasando por decisiones importantes respecto a las instalaciones con que queremos dotar nuestra casa. Sin embargo, tras todas estas  cuestiones se plantea siempre la misma pregunta: ¿Cuánto puede costar todo esto?

El coste de las reformas suele oscilar entre ciertos márgenes que permiten hacer algunas estimaciones, pero hay también algunos parámetros que pueden ayudarnos a orientar un poco más nuestros cálculos. En este post quisiera comentaros precisamente qué variables marcaran el precio de la reforma. Conocer estas variables es también muy interesante de cara a la toma de decisiones, pues si algo hay que tener claro al reformar una vivienda es en qué queremos invertir más, y en qué menos.

1. Localización de la vivienda. No es lo mismo reformar una vivienda situada en una capital, que en una localidad vecina. Asimismo, pueden haber importantes variaciones entre localidades con características relativamente similares. La ley de la oferta y la demanda marcará en este punto diferencias significativas. En sí, podríamos pensar que una reforma, a diferencia del precio de la propia vivienda, debería costar lo mismo estuviera donde estuviera, pero al realizar los presupuestos serán los precios de los distintos proveedores, constructores e instaladores de la zona los que determinarán en gran medida el coste de la misma. Sin embargo, puede haber cierto margen a la hora de escoger los profesionales con los que decidamos desarrollar la obra. Os recomiendo que busquéis bien y os asesoréis bien no sólo sobre su coste sinó sobre su experiencia y profesionalidad.

2. Tipo de obra para la reforma. Tanto las características propias de la vivienda como de la reforma que planteamos marcarán también el precio final de la misma. Reformar una casa unifamiliar no es lo mismo que la reforma de un piso situado en un bloque de viviendas. Asimismo, ciertas reformas pueden requerir modificar la estructura, lo que habitualmente encarece la obra. Si modificamos las instalaciones o las fachadas también habrá costes adicionales que deberemos considerar desde el principio del proyecto. Naturalmente, en función de los costes puede haber cierto margen de decisión respecto a las características finales del proyecto.

3. Calidad de los materiales empleados. Este es sin duda el aspecto que mayor margen de diferencias marcará entre dos proyectos que tengan, a priori, características similares. Un buen ejemplo es el tipo de suelo por el que optemos: un parquet laminado puede costar entre 10-40€/m2, la tarima en cambio es considerablemente más cara, a partir de 40€/m2 y alcanzando fácilmente los 80-100€/m2. Suelos cerámicos o de mármol marcarán naturalmente otro rango de precios. Mi consejo en este aspecto es que establezcáis un orden de prioridades sobre aquello en lo que queráis invertir más porque os gusta u os apetece y aquello que no sea tan importante para vosotros. Una vez más, la persona que lleve vuestro proyecto debe ser alguien con una experiencia de mercado suficiente para explicaros las ventajas e inconvenientes de cada material o producto que vayáis a utilizar, así como daros alternativas para lograr un proyecto que se ajuste tanto a la idea que tenéis para vuestra casa como a vuestro bolsillo.

Una vez considerados todos estos aspectos el precio estándar por metro cuadrado nos dará el valor del PEM (proyecto de ejecución material). Según cifras medias de obras de reforma realizadas el año pasado en Barcelona, una reforma integral de vivienda de 120m2 con niveles de calidad medios y sin tocar estructura ni fachada podría costar unos 50-60.000€. A esto habrá que añadirle los honorarios de los profesionales, así como las tasas para la realización de las obras, lo que situaría el coste de la reforma alrededor de los 80.000 euros.

Tened en cuenta que esta cifra es sólo una estimación, pero puede elevarse fácilmente. Por ello os recomiendo que reflexionéis bien las decisiones que toméis y os asesoréis adecuadamente seleccionando un profesional en el que confiéis para encargarle vuestra reforma. Reformar una vivienda debería ser, a mi criterio, una experiencia que despierte ilusión manteniendo al mínimo los dolores de cabeza.

Nos vemos en Facebook!

Otras noticias de arquitectura

  • Tipos de aire acondicionado
    01 Nov

    Tipos de aire acondicionado

    Hoy hacemos un análisis rápido de los tipos de aparatos de climatización disponibles en el mercado. Existe una gran variedad de sistemas de aire-aire. La solución más adecuada estará determinada por el tipo de habitación (sala de estar, garaje, baño, etc.), el tiempo de residencia (toda la noche, temporalmente, etc.), las posibilidades técnicas (es decir, las fuentes de energía disponibles) y la capacidad financiera del comprador.

  • Por qué la distribución tradicional de habitaciones es obsoleta
    10 Oct

    Por qué la distribución tradicional de habitaciones es obsoleta

    Tenemos un idea muy definida de cómo deben ser las divisiones de un hogar y de los elementos que incluyen cada una de las habitaciones. ¿Pero qué lógica siguen estas leyes? Os invito a sustituir el diseño tradicional por la arquitectura de uso.
  • Los sistemas de climatización (Aire acondicionado o sistema Aire-Aire)
    30 Abr

    Los sistemas de climatización (Aire acondicionado o sistema Aire-Aire)

    Los sistemas de climatización son dispositivos mecánicos que son capaces de modificar la temperatura, la humedad, y la circulación y pureza del aire para establecer un confort térmico y una buena salubridad del aire. El sistema Aire-Aire es el sistema al que llamamos aire acondicionado. Consiste de 4 elementos principales (compresor, condensador, evaporador y válvula de expansión) conectados entre sí a través de tuberías.