Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecer nuestros servicios y recoger datos estadísticos. Continuar navegando implica su aceptación. Más información Aceptar

Conceptos de diseño para lofts

13-10-2017
Para esta semana os traigo un tema muy actual en arquitectura e interiorismo del que, de hecho, os hablé hace ya algunas semanas en el post el loft como alternativa a la vivienda tradicional. Sin embargo, para hoy os propongo focalizarnos en algunos conceptos concretos de diseño para lofts.
Para ello, os planteo las siguientes preguntas ¿cuáles son las formas y espacios que tiene un loft? y ¿Cómo diseñar estos espacios en el contexto de un loft destinado a vivienda particular?

Para responder a estas preguntas os propongo pensar primero en una vivienda estándar tal y como la conocemos. La vivienda estándar posee habitualmente espacios bien definidos como un recibidor, una cocina, uno o más baños y aseos, un lavadero, una zona de almacenaje, un salón-comedor y habituaciones privadas. Todos estos espacios se relacionan entre sí mediante elementos como pasillos, distribuidores y, en ocasiones, unas escaleras.

Algunos clientes acuden muy interesados por la idea de construir su vivienda tipo loft buscando transparencia, amplitud, sencillez, aunque preocupados por la pérdida que puede suponer en su día a día renunciar a esos espacios más clásicos. Os presento algunos de los puntos clave para lograr un loft de diseño sin tener que renunciar a vuestra privacidad y sensación de calidez.

1. El mobiliario como elemento de distribución de espacios. Al evitar el uso de puertas, tabiques, espacios de comunicación o distribución vacíos será el mobiliario quien ejercerá las funciones de separación, distribución, orientación de los espacios entre sí. Se consiguen así espacios más versátiles y ligeros. Sin embargo, para conseguir una distribución exitosa con un mínimo de tabiques es necesario analizar en profundidad los ciclos vitales de la vivienda, es decir nuestras costumbres personales en casa.

Al realizar el análisis de privacidad de los espacios tradicionales resulta evidente que hay toda una serie de espacios que son públicos y otros que requieren mayor privacidad. Como espacios públicos tenemos los patios, las terrazas, el recibidor, el salón, el comedor o la cocina. Como zonas privadas se distinguen principalmente las habitaciones y los baños. Como siempre, es imprescindible individualizar cada caso, pues cada persona y familia es un mundo y hay que entender que este orden de privacidad es total y absolutamente cultural y subjetivo.

2. Unificar los usos y espacios que son compatibles entre sí. Al diseñar el loft tendremos que imaginar los espacios clásicos y organizarlos según la relación que tienen entre sí para cada situación personal. Por ejemplo, cocina y comedor parece que podrían funcionar muy bien juntos. Podemos además sumarles el salón, lo que definirá un gran espacio común cuyas características variaran según las costumbres de cada persona: hay gente que prioriza una zona de comer grande y espaciosa, hay personas que casi nunca comen en casa, otros tienen invitados con frecuencia, otros tienen una familia con niños pequeños... Para diseñar un loft adecuado a cada situación es imprescindible un diálogo abierto y detallado sobre las expectativas y necesidades de cada cliente.

Según el resultado de este diálogo podremos ir definiendo los detalles que darán carácter y personalidad al loft. Para ello, habrá también que considerar aspectos más prácticos como son la gestión de la luz, previsión de extracción de olores, ventilación, etc. Asimismo, existe la opción de jugar con puertas correderas que nos permitan flexibilizar el espacio.

A mi criterio las ventajas de este tipo de diseño se aprecian particularmente durante el día. Nos permite estar charlando desde la barra de la cocina mientras cocinamos cuando tenemos invitados, por ejemplo. O podemos estar cocinando sin perder de vista a nuestros hijos que están jugando en el salón.

3. Separación de espacios mediante elementos constructivos. En este punto me gusta poner por ejemplo una vivienda con dos o más plantas. El mero hecho de tener una distribución en dos o más plantas ya define habitualmente los espacios más públicos de los más privados. Sin embargo, las escaleras de unión entre plantas, bien diseñadas y cuidadas estéticamente pueden incorporar un valor añadido para hacer de ellas un elemento escultórico y decorativo del salón.

4. Espacios semiprivados como conectores entre espacios privados y públicos. Una excelente alternativa a los pasillos y tabiques son también los espacios de uso semiprivado. Es decir, espacios que antiguamente no cumplían más función que la de conectar otros espacios entre sí se amplían en el loft y adquieren roles como el de estudio o zona de trabajo, vestidor, sala de juegos, zona de almacenaje o de exposición, etc. Así, ganamos cierta privacidad desde la zona más pública de la casa hasta las estancias más privadas como los dormitorios, sin añadir puertas ni tabiques.

5. Privacidad dentro de un espacio abierto. Los baños, como es natural, sí requieren de una gran privacidad. Por ello será difícil no delimitarlos con paredes y puertas. Sin embargo, existen varias posibilidades para gestionarlos dentro del concepto de loft. Podemos, por ejemplo, organizar el resto de la casa alrededor suyo para que contribuyan a delimitar espacios sin la necesidad de pasillos. Otra opción es abrir algunas zonas del baño a los espacios comunes, principalmente el lavabo, convirtiéndolo a su vez en elemento estético al escoger espejos grandes, picas construidas en elementos distintos a los habituales (piedra, pizarra...) que nos alejen de la clásica sensación de estas en un cuarto de baño.

6. La luz como elemento amplificador y distribuidor. Finalmente, un buen proyecto de iluminación es también imprescindible en el caso de los lofts. Por una parte, los elementos de comunicación con el exterior ganan una especial relevancia, pues aportan amplitud mediante el cuidado de las líneas visuales. Grandes ventanales y claraboyas serán vuestros principales aliados.

Los elementos de iluminación interior también serán esenciales, pues nos permitirán diferenciar las zonas principales de la vivienda de las zonas menos, así como crear distintos ambientes según vuestras necesidades. Para ello, de nuevo, es necesaria una buena reflexión previa de lo que le queréis pedir a vuestra casa y de cómo queréis vivir en ella.

¡Espero haberos ayudado con estas claves de diseño para lofts! Como arquitecto debo deciros que me atraen su versatilidad y flexibilidad, pues las posibilidades son infinitas. Además, tienen el valor añadido que al requerir mucha menos inversión en la construcción en sí misma suelen dar un mayor margen para escoger materiales y mobiliario. ¡Como siempre, espero vuestros comentarios en FB!

*Fotografías 1 revista web Interior Design Ideas , 2 revista web Nuevo Estilo, 3 revista web Interior Architecture Design, 4 White Lofts, 5 Maderas Aguirre, 6 Amli, 7 loft de Anke Summerhill de Minotti en Barcelona, 8 Montesqueiro Interiorismo,  9 Loft en Barcelona de Alvaro Ruiz Arquitectura, 10 Minim, 11 Dada Cucine de Molteni, 12 Homify.

Otras noticias de arquitectura

  • Tipos de aire acondicionado
    01 Nov

    Tipos de aire acondicionado

    Hoy hacemos un análisis rápido de los tipos de aparatos de climatización disponibles en el mercado. Existe una gran variedad de sistemas de aire-aire. La solución más adecuada estará determinada por el tipo de habitación (sala de estar, garaje, baño, etc.), el tiempo de residencia (toda la noche, temporalmente, etc.), las posibilidades técnicas (es decir, las fuentes de energía disponibles) y la capacidad financiera del comprador.

  • Por qué la distribución tradicional de habitaciones es obsoleta
    10 Oct

    Por qué la distribución tradicional de habitaciones es obsoleta

    Tenemos un idea muy definida de cómo deben ser las divisiones de un hogar y de los elementos que incluyen cada una de las habitaciones. ¿Pero qué lógica siguen estas leyes? Os invito a sustituir el diseño tradicional por la arquitectura de uso.
  • Los sistemas de climatización (Aire acondicionado o sistema Aire-Aire)
    30 Abr

    Los sistemas de climatización (Aire acondicionado o sistema Aire-Aire)

    Los sistemas de climatización son dispositivos mecánicos que son capaces de modificar la temperatura, la humedad, y la circulación y pureza del aire para establecer un confort térmico y una buena salubridad del aire. El sistema Aire-Aire es el sistema al que llamamos aire acondicionado. Consiste de 4 elementos principales (compresor, condensador, evaporador y válvula de expansión) conectados entre sí a través de tuberías.